abril 27, 2007

Cuento de un Hada Amorosa

.





El tercer año

Who thought this could happen to us
When we first went to bed

–Lou Reed, Tatters
And there´s a taste in my mouth as desperation takes hold
Just that something so good just can´t function no more

–Joy Division, Love Will Tear Us Apart



Te conocí en la UAM-X. En segundo trimestre. A los dos meses o poco menos, ya éramos novios. Yo suponía que eras una chica experimentada en el amor, pero me confesaste tu virginidad. El 21 de abril nos fuimos a la cama por primera vez, y para hacerlo especial, nos largamos a Pachuca. Todo el primer año no paró en intensidad y pasión. Era amor. No era otra cosa que amor. Aunque ya son pocos los que creen en él. El segundo año, nuestra relación se relajó bastante; ya no íbamos a la cama tan seguido, no era necesario. Podíamos hacer el amor a través de las palabras, de las miradas y de los besos en la calle. Hacíamos el amor cuando escribíamos cuentos y poemas y nos los regalábamos. Cuando íbamos al cine o a tu casa a ver películas. Comenzamos a hacer planes de vivir juntos después de acabar nuestras licenciaturas, y todo parecía estar bien. El tercer año, que no concluyó, nos fuimos alejando. Ya no íbamos a la cama nunca, ni tampoco me dejabas tocarte, y pronto ya ni siquiera salíamos juntos. Y aquél domingo me dijiste en nuestro parque que hasta allí había llegado todo. Todavía te acompañé cerca de tu casa en la san Rafael por el metro, y después de decirte adiós, di la vuelta y regresé por el mismo camino, hasta Tasqueña, mirando las tiendas a las afueras del metro Xola, donde te acompañé varias veces a comprar algunas cosillas; pasando poco después por General Anaya, donde habíamos estado una hora antes en el parque, que ya no era nuestro parque. Durante meses no pude siquiera mirarte, pero un año después salimos juntos, y no una, tampoco dos, sino tres veces. Traías más maquillaje que de costumbre (y supe que ahora ésa era tu costumbre), y vestías ropas elegantes (que habías dejado de usar durante nuestra relación); en suma, te veías hermosa. Me contaste sobre tu participación con el PAN, y de cómo te diste cuenta de que eran todos ellos unos hijos de puta; y me contaste que te fuiste al PRD, y me burlé de ti porque tú siempre te burlaste de mí y de mi apoyo al Peje. Me llené de celos cuando me hablaste de tu amigo del campamento del PRD, ése que estaba ubicado por Madero y calles aledañas, que antes habían sido nuestras calles. Yo, con todo, trataba de medir el terreno, de saber qué probabilidades tenía de volver a ti, pero me vi obligado a reconocer, no sin un aguijonazo de tristeza, que no había ninguna. No volví a verte o a llamarte. Tú tampoco lo hiciste.


Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya, que triste se ve esta historia, hasta ahora la leí, y eso porque tengo insomio..........chispas, que mal se oye eso, hmm, una vez dijo que no eran broma las hadas amorosas, espero que esta sí, porque se oye medio trágica, algo biográfica en algunos detalles, pero muy trágica, muy a la Shakespeare............hmmm, espero que ya no haya hadas amorosas así, sino, qué trágica vida y concepto del amor, algo de lo que ya habíamos discutido, con sus diferencias claro,esa no es vida, sino un martirio constante, casi masoquista, tener la felcidad y dejarla ir así,como así, desde lo humano claro está, pues que caos...............en fin, espero no haya más hadas así, sino que falacia de sueños son las hadas..............y a mí que me gusta coleccionarlas, si sigue poniendo narraciones de éste tipo, terminaré odiándolas........... u odiándome por gustarme una aberración.......

Ya, no hay que ser, las hadas no son así...........ni creo que el amor también sea así.......tan efímero, tan poca cosa, tan idiota como pa'sentirlo y gozarlo a plenitud........me hará llorar, sniff, sniff, sniff!!!!

Jorge Villarruel dijo...

Cuando tomé prestado el nominal "hadas amorosas" de René Avilés, también tomé el concepto de que bajo ese nombre escribiría como cuento historias verdaderas autobiográficas, donde participáran mujeres, las mujeres de mi vida. En este caso, es materialmente real; en el otro caso, el otro cuento, es real oníricamente.

Lamento informarle que todo lo que leyó aquí es cierto. Era amor, el amor se acabó de tan efímero que es por su propia naturaleza, y uno sigue adelante, tratando de preservar un poco de pureza y algo más de dignidad. Ambas partes; ella y yo.

Anónimo dijo...

¡Hombre, se ha enojao uste'?!, recontra, lo lamento,no quise ser incrédula, por el contrario, no me gustó la historia porque se oía,muy verdadera, pero bueno, si que es valiente su sentido de aclararlo, tuve un brother que igual que usted,escribia cosas, pero él las declamaba en la calle,cada que rompía con alguien,era molesto porque estaba yo presente, y se me quedaban mirando como si yo fuera la mala leche, pero nel, yo no era, yo sólo lo acompañaba pa'darle valor, y me salio caro,pensaban que era yo...............paso sin ver..............

Y,eso es en serio, de las mujeres de su vida?
¡chale, muchas,muchas?..........órale,osea que todas serán referidas a manera de cuento aquí?............Waw,qué valor!...........su maestro Avilés Fabila, si que debe sentirse orgulloso de poseer un discípulo tan talentoso, un homenaje en vivo y en persona a todo lo que da...........mis maestros se sentirían halagados si hago algo así......... pero nones, yo no soy tan talentosa............

Pues se oye como a morbo,pero estaré esperando a sus otras hadas amorosas, si es que siguen, sino, pues qué bueno, porque ya no habrá más sufrimiento para usted y lamentaciones pa' mi, por eso de las hadas.........Hmmm,por otro lado, pues no tengo e-mail, y la redirección que me señalo, pues no esta habilitada esa paquetería o servicio en mi equipo?, sabe, no soy diestra en esto de la compu, pero bueno, puede ser desde otro medio mail?.......digo me aplico y saco una cuenta en yahoo, hotmail, gmail, o haber en donde, pa' escribirle...........la neta, no se me hacia interesante eso de los mails, porque a quí los cuates estan pa' uno y uno pa' los cuates...........pero desde que le conozco (lel leo), en el D.F., changos eso si es lejos!!!!!, aunqe un brother va casi cada 8 días para allá, o eso dice el cab......pero no le creo, es mucha lana....no cree?............ok, lo sigo leyendo y luego le digo si ya tengo mail, va? Chido fin de semana............

Anónimo dijo...

Hmmm, una pregunta..........le tengo que llamar por usted o por Sr. o en algún apelativo o título, digo, es que de repente soy medio llevadita y no me gustaría se enojase, sobre todo porque les cuento a mis cuates que hay un nuevo escritor en línea y es interesante, no me creen,pero los que lo han leído, me dicen, chale en el D.F. hacen esto?..........pos,hay que irse pa'allá para aprender, poca cosa, como si fuera tan fácil......en fin espero respuesta, ahora si me voy!!!

Jorge Villarruel dijo...

Las mujeres de mi vida: aquéllas que he amado, deseado, buscado, soñado, perdido, encontrado, supuesto, imaginado, anhelado. No todas ellas con sus historias se convertirán en cuentos. No sabría explicar por qué unas sí y otras no.

No soy un don Juan Tenorio o un Casanova, y no me interesa tener muchas parejas en mi vida. Éste, sin embargo, era un cuento necesario, un ajuste de cuentas conmigo mismo. El otro es la narración de un sueño. Tengo otro, quizá pronto lo publique. Tampoco es cosa de ir publicando cada cosa que uno escribe, eso sería arrogancia.

Puedes llamarme como más te plazca, pues en México no se reconocen los título nobiliarios, así que Marqués no tendría sentido. Por cierto, que no soy tan nuevo en línea. En la siguiente dirección hay textos mucho más viejos: http://karota.deviantart.com

El autor

Anónimo dijo...

Waw........AUTOR, vaya ese si es un buen apelativo..........., si me permite decirle así, será todo un Honor para mi...........ok......le sigo leyendo, aunque quisiera,que me explicará eso, de unas si y otras no, que no todas son parte de su vida?........o es que acaso la vida se divide en partes?.........Hmmm qué complicado son los escritores, no lo cree? ............... ok, con vehemencia sigo su trabajo Sr. AUTOR

Jorge Villarruel dijo...

Todas fueron, sí, parte de mi vida. No todas han sido buenas historias.

Anónimo dijo...

Aloha!...................adivine Sr.Autor, ya tengo cuenta mail.............en hot, ¡uy que ordinaria me vi!, pero eh escuchado que es bueno, ya veremos, y que puedo conectarme a eso del msn, waw, se imagina..........un amigo por msn del D.F., y ya no conversar por los chats, sino de menera más personalizada.........de lujo, esto de tener mail, se oye padre...........bueno le digo que es: urh_o7@hotmail.com..........el nombre lo saque de una novela de Lovecraft........y de la Historia Universal Griega..........ja,ja,ja que original soy, bueno me despido haber si por ahí, le escribo desde aquí a su dirección que me hizo favor de mandar pa'conversar en el msn, sin más, me voy, que descanse y sigo leyéndelo............a ver cuando sale otro cuento de hadas amorosas......bye!!!!!